POLICÍAS LABORAN SIN ARMAMENTO EN CUSCO

La Policía se ve limitada en su trabajo por culpa del Estado y sus recortes.

La inseguridad ciudadana cada vez gana más terreno en el país y en Cusco, y la limitada capa­cidad de respuesta por parte de las autoridades políticas y la Policía Nacional del Perú, a falta de logística y presupues­to, recrudece esta situación.

DÉFICIT DE ARMAMENTO. El jefe de la Macro Región Policial del Cusco, general PNP Julio Be­cerra, confirmó que es necesaria la adquisición de al menos cien mil nuevas armas para los más de 140 mil efectivos del orden del país. El déficit genera que algunos agen­tes salgan a laborar sin su arma­mento, teniendo que ser acom­pañados de otros compañeros. En Cusco labora un promedio de cinco mil a más efectivos del or­den, y el déficit de armamento estaría perjudicando principal­mente a aquellos recién egresa­dos, refirió la autoridad policial.

Otra de las limitaciones que tie­ne el cuerpo policial, es la esca­sez de vehículos. Para Cusco, se dispuso la reciente asigna­ción de diez nuevas unidades, las cuales serán distribuidas de acuerdo a las necesidades de las jurisdicciones policiales. A nivel distrital, la carencia de personal y logística también es preocupante. El subgerente de Seguridad Ciudadana de la muni­cipalidad del Cusco, Teofanes Ri­bera, refirió que en la jurisdicción se cuenta con 120 serenos, que se ven superados ante la alta de­manda de casos de inseguridad ciudadana. Para marzo se con­tratará a 95 nuevos serenos pero por el plazo de dos meses, por las características del régimen la­boral en el que se desempeñan. “Nosotros tenemos 120 serenos en la actualidad, que trabajan en calidad de estables y que están distribuidos en tres turnos. Efec­tivamente es limitado, pero cuan­do hay presupuesto se contratan más”, dijo.