LA FISCALÍA DESBARATA VERSIÓN DE LOS TRABAJADORES DE CULTURA

El fiscal descarta que se haya incautado equipos electrónicos y que se haya cometido ‘abusos’.

Tras calificar de ‘irregular’ la in­tervención que realizó la Fiscalía y la División de Alta Tecnología (Diviat) en el Área de Informática de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco (DDC); donde los trabajadores advirtieron que se llevaron la copia de código fuente, base de datos, discos só­lidos y equipos electrónicos para las diligencias, esta versión fue desbaratada por el fiscal César Condori, quien dijo que la extrac­ción de información de los equi­pos de cómputo se hizo mediante ‘copias espejo’.

“Esta información será analiza­da por la Policía que vino desde Lima (…) debido a la cantidad de información que se recabó, el tiempo (de entrega a la Fiscalía) será entre dos o tres semanas, eso es lo que nos refirieron”.

SE DENUNCIÓ. En cuanto a la intervención mencionó que esta se realizó a merito de una denun­cia interpuesta por el Ministerio de Cultura, por ello el análisis de la información que se recogió el pasado 31 de enero será clave para determinar la incurrencia en algún delito.

El fiscal descartó que se haya in­cautado aparatos electrónicos; por lo que asegura que la docu­mentación recogida esta en cus­todia, y no llegará a manos de la empresa Joinnus, como denun­ciaron los trabajadores.

Aclaró también que durante la intervención no hubo resista u obstaculización a la labor em­prendida por la Policía y Ministe­rio Publico.

Consultado sobre si esta inter­vención debía ser comunicada; el fiscal respondió que, para cau­telar las pruebas a recabar, estas acciones son hechas de manera inopinada. Además enfatizó que si hubo autorización por parte de la ministra de Cultura y la entonces directora encargada de la DDC Cusco.