MINISTRO ES DESPEDIDO A TOMATAZOS DE CUSCO

Pobladores hasta rompieron la luna de un vehículo oficial

El último martes llegó a Cusco el ministro de Desarrollo e In­clusión Social (Midis), Julio De­martini, junto a una comitiva, con la que tenía planeado su­pervisar la atención presencial de los servicios de Cuna Más en distintos puntos de la región. Sin embargo a su llegada a la pro­vincia de Urcos, su visita se tor­nó agitada, debido a los grupos de manifestantes que no apro­baron su estadía, y reclamaron e incluso le arrojaron objetos, haciendo que apure su retirada.

RECLAMOS. Eran aproxi­madamente las 11:00 horas, cuando el ministro, llegó al Centro Infantil de Atención Integral San José de Urco, ubi­cado en la comunidad del mis­mo nombre en la provincia de Calca, donde realizó un reco­rrido en las aulas sin presa­giar que afuera lo esperaban decenas de manifestantes. Al ver que la autoridad no salía de las instalaciones, los quejo­sos emprendieron a huevazos y tomatazos, apurando la sali­da del ministro y su comitiva. Cabe mencionar que, mientras el altercado, cerca de 30 niños se hallaban en un aula con la comitiva.

ATAQUE. Una vez se retiró del lugar, las pifias e insultos no pararon, incluso en un ví­deo se ve cómo pobladoras, recogen piedras del piso para lanzarle a los vehículos de la caravana oficial, finalmente uno terminó con una luna rota. Finalmente el ministro habría cancelado la visita a otros cen­tros educativos y tuvo que ha­cer uso de una vía alterna para retornar a Cusco, ya que otro grupo de pobladores amenaza­ba con tomar la carretera por donde tenía planeado pasar.