LA COMISIÓN DE ÉTICA EN EL CONGRESO ES CASI INSERVIBLE

Un total de 91 casos fueron archivados y apenas cinco llegaron al pleno

Han pasado 576 días desde que la Comisión de Ética fue instalada en el Congreso y el único trabajo que ha emprendido -según un in­forme de esa agrupación- fue de blindar a la mayoría de procesa­dos en esa mesa.

Son 69 congresistas los que han enfrentado hasta hoy denuncias por romper el código parlamen­tario pero solo dos (Freddy Díaz y Enrique Wong) han recibido la máxima sanción: La suspensión de 120 días.

Todos ellos hacen -en suma- 114 procesos, dado a que algunos de ellos cargan sobre su espalda hasta seis denuncias. No obstan­te, lo grave del asunto es que -de acuerdo con este informe- se han archivado al menos 91 casos en lo que va de la gestión de Karol Pa­redes como titular de esa comi­sión.

Fuerza Popular es la bancada con más casos (11), seguida de Acción Popular (10) y APP y Perú Libre (8 en cada caso).

Casos. Entre las personas que cuentan con más denuncias están el legislador Héctor Valer (Somos Perú) y la legisladora Patricia Chirinos (Avanza País).

El primero tuvo en su haber seis procesos -entre otras razones-por faltarle el respeto a sus cole­gas Vivian Olivos y Héctor Ven­tura, al decirle a la legisladora que no era “dueña de la Comisión Agraria” y a su compañero por demandarle que “se ponga falda”.

Chirinos, en cambio, se ganó a pulso seis denuncias por insul­tar al expresidente Pedro Casti­llo cuando este se encontraba en eventos y, además, por ofender a la expremier Betssy Chávez por su sobrepeso. Fue el sector de iz­quierda en el Parlamento el que la denunció en diferentes ocasio­nes.