TAYTACHA ENVÍANOS LA LLUVIA PARA LOS CAMPOS

Arzobispado organizó bendición extraordinaria para este sábado

En medio de la angustia que se vive en la región de Cusco por los bajos niveles de precipitación pluvial, que podría afectar la pro­ducción y abastecimiento de los alimentos de primera necesidad, la Confraternidad del Señor de los Temblores ha organizado una bendición extraordinaria para implorar las lluvias en nuestra región.

Desde el Arzobispado del Cusco se ha informado que el Taytacha de Los Temblores saldrá de la Ca­tedral este sábado a dar la bendi­ción a los fieles que piden la lluvia ante la afectación de los cultivos. El monseñor Israel Condorhua­mán, informó que dicha labor se cumplirá luego del pedido que han hecho varios feligreses.

“Sacaremos al Taytacha a peti­ción de muchos fieles, que nos han sugerido pedirle a nuestro señor que mande las lluvias, ya que todos los días está soleando terriblemente. Los cultivos de los campos no están creciendo como debe ser, es legítimo que muchos hombres y mujeres con muchisi­ma fe podamos pedir a Dios que con su bendición nos mande la lluvia tan ansiada”, dijo.

Condorhuaman explicó que pri­mero se desarrollará el rezo del Santo Rosario a las 18:00 de la tarde en la atrio de la Catedral del Cusco y a las 18:30 se realizará la bendición. Precisó que no habrá procesión.

“Normalmente no se hace pero es oportuno que los hijos e hijas de Dios pidamos esta gracia. No será como el Lunes Santo, solamente vamos a realizar una bendición extraordinaria. Los fieles partici­parán desde sus hogares por me­dio de la radio, la televisión o las redes sociales. Los que puedan también pueden venir”, expresó.

La autoridad eclesíastica dijo que pedirán la presencia de la poli­cía ante la posibilidad de que los fieles acudan a la Plaza Mayor de Cusco, para asegurar el orden y control durante la actividad reli­giosa.

Finalmente Condorhuaman re­cordó que en el 2010 ya se hizo una labor similar para pedir que cesen las lluvias por las inunda­ciones.

La ausencia de lluvias viene ge­nerando zozobra entre la pobla­ción, pues aún no se alcanzan los niveles de anteriores años. En provincias altas ha empezado a reportarse precipitaciones en los últimos días, sin embargo aún son insuficientes.