POBLACIÓN DEBE ESTAR ALERTA ANTE SILENCIO SÍSMICO

Se evidencia renuencia de la ciudadanía en estos ejercicios

Este 07 de noviembre se lleva­rá a cabo un simulacro de sismo nocturno, medida que debe ser acatada a nivel nacional a fin de prever que las personas estén preparadas frente a cualquier emergencia.

Al respecto el jefe de la Oficina de Gestión de Riesgos y Desastres del Gobierno Regional de Cusco, Roberto Abarca, señala que este ejercicio es importante debido a que las familias deberán identifi­car las zonas seguras y sobre todo planificar y delegar funciones de ocurrir múltiples emergencias. “Nosotros seguimos con los si­mulacros de sismo, debido a que este es el fenómeno que podría ocurrir en Cusco. La ocurrencia de este tipo de hechos no te avisa, vivimos en una zona de alta sis­micidad”, indicó el funcionario. Así como en otras oportunida­des, los cusqueños tendremos que practicar que hacer du­rante y después de un sismo de 7.5 grados de intensidad, lo que podría —según especialistas— desatar un panorama catastrófi­co, debido a que tenemos varias fallas geológicas que atraviesan todo el ámbito regional, además hay un silencio sísmico desde hace varios años que preocupa, y que podría traer severas re­percusiones, principalmente en zonas declaradas de alto riesgo. Respecto al sistema de aler­ta sísmica que puso en marcha el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Abarca León manifestó que es deber de Inde­ci hacer las coordinaciones; sin embargo espera que en este si­mulacro pueda ser usado y medir el nivel de efectividad que tiene. No obstante también piden que la colectividad participe, más aún cuando las estadísticas reflejan que hay poca participación en los simulacros.