PAROS GENERAN UN PERJUICIO IRREVERSIBLE PARA EL TURISMO

Tanto para visitantes y cusqueños que tienen negocios en el rubro

Actualmente en Cusco se han ve­nido dando acciones de protesta para hacer llegar los reclamos de la población al Gobierno, pero también se ve cómo esto afecta seriamente a ciertos sectores dentro de la región; un claro ejemplo el sector turístico.

MÁS PROTESTAS. Los días 23 y 24 de noviembre, diferen­tes gremios han anunciado un paro macrorregional en contra del Gobierno, por el poco inte­rés que mostró el Ejecutivo en relación a las mesas técnicas de trabajo que se formaron tras el paro regional del mes de abril de este año.

Quienes también anuncian me­didas más radicales, son los tra­bajadores de la Dirección de Cul­tura de Cusco, quienes exigen la exclusión de la DDCC, del D.S. 043-2022 del Ministerio de Eco­nomía y Finanzas. Esta vez mani­festaron que cerrarán el ingreso a la antigua ciudad inca de Ma­chupichu, aún no se ha determi­nado una fecha exacta. Como se recuerda, el 03 y 04 de noviem­bre, los trabajadores de Cultura cerraron los parques arqueo­lógicos, lo que generó pérdidas millonarias en el sector turismo. Aunque solo fueron dos días, se estima que el monto perdido por la falta de afluencia de turistas a distintas zonas arqueológicas es de cinco millones de soles.

No es la primera vez que este tipo de paralizaciones ocurren en la ciudad y no solo los turistas son los más perjudicados, tam­bién los cusqueños que trabajan en el sector, quienes tienen que devolver el dinero de los turistas, cancelar paquetes, incluso las agencias han sido quejadas por no cumplir con el servicio ofer­tado. Es por ello que sugieren op­tar por otras medidas.